Anotaciones de mi primer viaje a Japón

Han pasado cinco meses de mi primer viaje a Japón, una experiencia que fue esquiva por diversos motivos durante muchos años y que pude cumplir gracias a la invitación del Ministerio de Asuntos Exteriores del Japón y la Embajada del Japón en la Argentina. Durante una semana compartí experiencias con otros nikkei, pares de América latina, hijos de inmigrantes japoneses que llegaron a Brasil, Perú, Argentina, Bolivia, México, Chile y Uruguay. Estuvimos juntos en charlas, talleres, visitas a museos y en encuentros oficiales con funcionarios y políticos, con una agenda que tuvo su punto más alto con el encuentro que tuvimos con el príncipe Akishino y la princesa Kiko.

En estas dos semanas, intensas en todo sentido, registré en las redes sociales y en LA NACION todas las experiencias y sensaciones junto a todos los aspectos llamativos y curiosos de este viaje a Japón.

Continue reading “Anotaciones de mi primer viaje a Japón”

Quince años más tarde: Bush en San Jose, California

Tenía 17 años, y la verdad era medio pelmazo para ir solo a un recital. En 1997 Bush tocaba en un festival alternativo en el estadio de Ferro, y otra banda mas de mi adolescencia pasaba por delante de mis narices. Bueno, quince años más tarde tuve mi desquite y pude ver a la banda liderada por Gavin Rossdale en San Jose, California. Fue uno de los dos recitales que tuvo el #tomytour, mi primer viaje por las tierras estadounidenses.

Fue una de esas pocas ocasiones en donde no estuve filmando un recital, habían tantas personas que lo hacían que preferí disfrutar del momento y que otro se ocupara de registrar el show. Al menos, fue un registro digno del cierre de Bush, que tocó ocho temas (¡menos que Lana Del Rey!) pero que, por supuesto, colmó mis expectativas.


Continue reading “Quince años más tarde: Bush en San Jose, California”

El gol de Messi en Nueva Jersey frente a Brasil

Uno de mis geniales retratos (!) que bauticé con este original y poético título futbolero: “Abrazo de gol”. Fue el primero de los tres goles que marcó Messi contra el Brasil sub 23 que ahora disputa los JJ.OO.

Abrazo de gol

Bueno, algo es algo, lo vemos por TV y toda la sarasa, pero ese partido fue grandioso. Sigo subiendo más fotos, tengan paciencia, o chusmeen el resto de las fotos en mi Flickr.
Continue reading “El gol de Messi en Nueva Jersey frente a Brasil”

Lana Del Rey en el Irving Plaza, Nueva York

Con la misma cadencia y languidez que sobrelleva en cada una de sus apariciones, Lana Del Rey asumió su papel de elegante dama retro en el escenario del Irving Plaza el pasado domingo, en una de sus tres funciones en la noche neoyorkina.

Y para su demorada salida, dos horas más tarde luego de la apertura de las puertas del teatro, eligió Blue Jeans, uno de los singles de su único disco oficial.

Corto y prolijo, Del Rey mantiene en vivo el mismo espíritu de sus canciones, agradables pero sin una fuerza que la caracterice más allá de esa postura de femme fatale desencantada y melancólica.

La experiencia de un concierto en tierras estadounidenses dista mucho del aguante argentino: pocos empujones, muchos celulares en alto y algún correo pidiendo por el nombre de la cantante, cuando la demora empezaba a quebrar la resistencia en las piernas de los asistentes.

Sin mayor feedback alguno con el público, ensimismada con su presencia y con tímidos acercamientos, la audiencia, elegante y lookeada para la ocasión, se retiró sin mayores reclamos.

Las luces del Irving hicieron lo suyo, y no mucho más: a Lana Del Rey le alcanzó con 45 minutos para pasearse por su repertorio, que no es mucho, y que cumplió de forma estricta, sin bises ni cover alguno.

Un lanzamiento de un satélite desde Cabo Cañaveral, Florida

Cuando uno dice Orlando, lo que usualmente viene a la mente son los parques de atracciones: Disney, Universal, SeaWorld, puntos de interés clásicos de una ciudad destinada a ser el lugar ideal para las vacaciones familiares. Sin embargo, apenas tuve unas horas libres, el Kennedy Space Center había captado toda mi atención. Al menos para mí, la oportunidad de conocer el lugar de partida de las misiones que permitieron llevar al hombre a la Luna fue simplmenete una opción irresistible.

Entre las diferentes réplicas de los cohetes de los programas Mercury, Gemini y Apollo, el complejo intenta ser una atracción turística sin dejar de lado el rigor histórico de la carrera espacial estadounidense. Tal vez sea demasiado extenso el predio, y no alcanza un sólo día para disfrutarlo con tiempo.

En el único punto de visita en micro, debido a una serie de restricciones que me enteraría casi de forma fortuita, pude disfrutar de unas proyecciones desde el centro de mando del Apollo 11.

A la salida, el contingente de visitantes se agolpó en unas de las costaneras cercanas a una de las tantas lagunas del complejo. Me sumé, como un curioso más, a ver qué pasaba. Y si, despegó un cohete, casi como si fuera parte de esa escenografía espectacular que a los estadounidenses les encanta montar en cada evento.

Después pude descubrir más detalles de este lanzamiento REAL: tuvimos el recorrido restringido por medidas de seguridad, y por eso tuvimos la fortuna de presenciar el despegue de un cohete Atlas V, que llevaba consigo un satélite AEHF 2, como parte de un programa militar de comunicaciones.
Continue reading “Un lanzamiento de un satélite desde Cabo Cañaveral, Florida”

Una vista de la redacción de @lanacioncom desde mi escritorio

Por cierto, mi lugar de trabajo es bastante desordenado, y todo esto es una buena excusa para compartir la hermosa vista panorámica que tengo en la redacción de @lanacioncom. Al estilo Street View, pero bajo techo, y gracias a la aplicación Photosynth para teléfonos móviles. Es una herramienta muy fácil de usar, aunque varios me recomendaron usar 360° sobre iOS. Como sea, me pareció una aplicación fabulosa que te hace quedar como un imbécil cuando queres tomar un retrato panorámico, toma por toma.

Como el copado de WordPress.com no me deja usar embeds, tuve que poner una captura de imagen. La próxima espero perfeccionar las capturas (parece el trabajo de un diseñador de mapas del Doom) ya que todavía me falta ajustar ciertas cosas.

Si desean verlo mejor, pasen por el link de mi perfil de Photosynth o hagan clic en la foto.

El Gran Capitán, Itaipú y Ciudad del Este

A dos semanas de la travesía que me llevó recorrer la Mesopotamia argentina en tren con El Gran Capitán, recién ahora me siento con la posibilidad de dejar algunas anotaciones y observaciones del viaje. A veces la inmediatez atenta contra un texto elaborado, pero el paso el tiempo también afecta al relato fresco. De una manera u otra, me debía un breve resumen de la experiencia.

Rumbo a Misiones

El viaje en El Gran Capitán dista de ese confort que uno ve en los comerciales de los trenes a Mar del Plata. Sus butacas no son confortables, el baño es una letrina que apunta de forma directa a las vías, y el comedor es simplemente un mostrador de un precario buffet.


Continue reading “El Gran Capitán, Itaipú y Ciudad del Este”

En Zárate, a 45 metros del Paraná

Días antes del incidente del camionero que tuvo una caída libre a orillas del río Paraná, en la travesía rumbo a Misiones crucé el complejo Zárate-Brazo Largo en El Gran Capitán. Y de paso, les dejo un retrato desde la ventana del tren, tras cruzar el primer puente.

gran_capitan-11

Por lo pronto, pueden visitar el resto de las fotos en mi perfil de Flickr.

El Litoral argentino visto en tren desde El Gran Capitán

Tras 31 horas de viaje en tren, arribé a Misiones en El Gran Capitán. Pese a su fama de impuntual, con dos o tres paradas extensas, el viaje cumplió con las expectativas que me había generado.

De forma desordenada, dejo algunos apuntes del viaje.

  • Costo del pasaje

El boleto de El Gran Capitán es muy económico: en Primera sale $180. Me tocó un viaje fuera de temporada, en la previa de un feriado, con pocos coches.

  • Servicios

No esperen nada lujoso ni alocado. Para personas sin exigencias, El Gran Capitan es un tren sencillo y limitado. No tiene un coche comedor, es un minibufet que vende agua caliente a dos pesos, sanguches y, ojo al dato, carga de celulares por tres pesos.
Eso en un micro no se consigue, estimo que los trayectos en el transporte automotor entran en el rango de autonomía de los smartphones: de 6 a 8 horas, y no las 30 que demanda este tren.

  • Comodidades

Con el paso de las horas, la incomodidad de los asientos se hacen sentir, pero al menos se pueden estirar las piernas en los pasillos y las paradas de 20 minutos a una hora y media. El baño es muy básico: es una letrina a vía abierta.

  • Horarios

Debido al mal estado de las vías y los diversos conflictos que tiene la empresa Trenes Especiales Argentinos (TEA), el trayecto se cumple con un mínimo de 30 horas, en mi caso fueron 31. Sin embargo, eso es hasta Apóstoles, ya que llegar a Posadas demanda un viaje en micro, incluído en el pasaje de tren. Redondeando, unir Buenos Aires con la capital de Misiones me demandó unas 32 horas. En micro es un poco bastante menos: de 18 a 20 horas unas 13 horas (Gracias Pablo por la aclaración, tomé como referencia el viaje Iguazú-BsAs).

En lo personal, si uno no tiene prisa, es un hermoso trayecto para disfrutar de los paisajes, ya que la velocidad de su marcha lo permite. Pero ese es tema de otro post.

Dudas? Preguntas? Dejen sus consultas en los comentarios 🙂 Abrazos!

Publicado con WordPress para BlackBerry.

La limpieza a seco según Seinfeld

¿Nunca nadie se preguntó por qué la limpieza a seco se llama como tal? El motivo del nombre de esta técnica es que, básicamente, en el proceso no se utiliza agua, sino otro tipo de líquidos, como solventes o percloroetileno.

“El problema de la limpieza a seco es que nosotros creemos que eso es posible. Por supuesto, algún tipo de líquido utilizan”, cuenta en uno de sus viejos capítulos de forma hilarante el comediante Jerry Seinfeld (que acaba de estrenar su propio sitio JerrySeinfeld.com)

“¿Vieron cuando uno pasa la mano encima de una mancha? Eso también es limpieza a seco”, explica el comediante.

Risas y aplausos también para YouTube, que me trae a la memoria este fabuloso episodio (al menos para mi, por una cuestión obvia de gremio :D)